Asier Gallastegi: “Cuando se mueve la tierra, las primeras casas que caen son las que tienen los cimientos más débiles”

El pasado 18 de mayo tuve la suerte de pasar una hora charlando con un referente profesional y con una persona con la que siempre que he coincidido he estado super a gusto: Asier Gallastegi. Hasta hoy, supongo que por la fiebre con el podcast, se me había pasado compartirla aquí, pero nunca es tarde, ya que también es una suerte que dicha tertulia quedase registrada en el canal de YouTube de Educablog.

Hablamos del COVID, claro, y de los tiempos derivados de la pandemia. También lo hicimos de aprendizajes, de comunidad, de cómics, de Educación Social… en fin, si os apetece reservaros 60 minutos para verla quiero pensar, sin querer pecar de soberbio, que la disfrutaréis.

Asimismo, os animo también a que veáis el resto de vídeo entrevistas colgadas en nuestro canal que hicieron mis compañeros Asier e Iñigo, como la de Mireia y Vanesa #Edusionades o la de Javier Paniagua con Marimar Román o la de Lola Sinisterra, sin olvidar la fantástica charla que tuvieron Marimar y Bego Escribano, los motivantes testimonios de Diana W o las ya lejanas de María Jesús Escaso e Iñigo Martínez de Mandojana, además de la también señalada en Cienfiebres a Sera Sánchez. Además, hoy mismo, se ha vivido otra bonita entrevista en directo con Isaac Azor, aka Educador de Menores.

EdusoLive con Sera Sánchez

Seré breve: gracias Asier, gracias EducaBlog. Durante estas semanas de reclusión a mi amigo y compañero educabloguer se le ocurrió que podría estar bien tratar nuestro tema, el de la Educación Social, en un formato entrevista, en un canal así como muy teen, esto es, los directos de Instagram. Ni corto ni perezoso se puso a ello y concertó encuentros virtuales con gente de la escena edusa como Iñigo Mandojana, con María Jesús Escaso y organizó un vis a vis entre Marimar Román y Bego Escribano, además de presentarnos a la integradora social Diana W.

Y nos lió al resto, claro. Nos empujó a que nos sumáramos a estas eduso-entrevistas (EdusoLives me he atrevido a rebautizarlas yo) y a mí me tocó charlar con un tipo al que admiro mucho, don Sera Sánchez. A la espera de saber a quién entrevistará Iñigo, el propio Asier ya tiene una nueva cita para este próximo viernes 8 de mayo, de 18:00 a 19:00, con el gran Javier Paniagua.

En fin, lo dicho, no me extiendo más. Gracias, sobre todo, porque me lo pasé como un enano dialogando con Sera y gracias por todos los aprendizajes que están surgiendo en estos encuentros. A modo de autobombo y/o indicador egocéntrico, comparto en Cienfiebres mi entrevista con el Sera, pero os recomiendo encarecidamente que visitéis el canal de EducaBlog en Youtube para que veáis todas, más allá de que ya las haya enlazado en este texto.

Sobre nuestra charla, una pequeña nube de etiquetas para animaros a que os reservéis casi una hora de vuestro tiempo: la pandemia; cómo saldremos de ésta; cómo se configurará la figura del Educador Social en tiempos venideros; cómo ejerce un educador sin el encuentro directo, presencial; libros, teatro, historias, Pinker, ideología, política…

Lo dicho, invitados/as quedan a verlo. Y de nuevo, gracias y felicidades a Asier por esta iniciativa.

Cosecha del 19. Lo EDUSO.

No tengo mucho que decir, lo admito. En 2020 nos podremos valer de lo que acontezca en Zaragoza (a donde acudiremos al Congreso de Educación Social), pero este año, no sé muy bien qué puedo trasladar a modo de Cosecha en clave Eduso.

Pienso en lo último que he pensado en EducaBlog: en lo político. Y me acuerdo, por ejemplo, de los MENAs, utilizados vilmente por algunas formaciones políticas. Y me sigo acordando de los muertos en el Mediterráneo.

Y hay un hito que puedo reservar para el capítulo final de la cosecha del 19, el más personal y/o egocéntrico y/o vital, pero que, evidentemente, encaja aquí a la perfección: un cambio de trabajo que ha conllevado un cambio radical de campo de actuación. Y he aquí que, por ello, he de acordarme y remarcar la importancia de las escuelas, del profesorado, del alumnado, de los programas escolares, de las AMPAS… he aterrizado con perspectiva largoplacista en el mundo de la educación (formal, académica, escolar… como quieran), ámbito que espero tiznar con el primer apellido de mi profesión, el social.

Y, en este sentido, de nuevo a modo de autobombo, 2019 ha sido el año en el que por primera vez he escrito en una clave muy alejada a la que estoy acostumbrado: he publicado un artículo academicista en un libro científico-universitario.

Espero repetir en 2020 y espero, como he dicho al principio, que la cita de abril en Zaragoza nos aporte mucho material que volcar en EducaBlog y que remueva nuestras seseras.

Reflexiones a vuelapluma sobre Educación Social y Política. Incluye extras.

Escribí el pasado 4 de diciembre un artículo en EducaBlog titulado “Reflexiones a vuelapluma sobre Educación Social y Política” que versaba, atención, sobre Educación Social y Política. A ver si te vas a meter en un berenjenal, me dije. Pero no ha sido ni fue para tanto. Al fin y al cabo sólo me limité a exponer lo siguiente:

1.- Hay políticos de VOX con el título en Educación Social.
2.- La Educación Social es una profesión muy ideologizada y esa ideologización cojea, generalmente, a la izquierda.
3.- A pesar de que un altísimo porcentaje de las personas que ejercen esta profesión son de izquierdas, eso no excluye, en mi opinión, para que la puedan ejercer personas de tendencias políticas más conservadoras.
4.- A veces la Educación Social cae en los mismos errores que la izquierda más identitaria.

Estos cuatro puntos podrían resumir mi artículo pero entiendo que lo suyo es que se lea o relea. Y, además, lo suyo, tras el feedback que originó, es leerlo o releerlo añadiendo algunas matizaciones, algunos extras, a saber:

¿Qué es ser de izquierdas? Es complicado ser de izquierdas si ésta se identifica con el nacionalismo más excluyente o con el populismo.

Puede que la Educación Social sea inherentemente incompatible con tendencias conservadoras o liberales porque estas ideologías, per sé, “están más cerca de posiciones del tipo ‘búscate tú solito la vida, tío'”.

Aunque, claro, ¿en verdad no van a poder aportar nada a la Educación Social personas de tendencias liberales? Del mismo modo que también “habrá gente de izquierdas trabajando en bancos”.

[AUTOBOMBO] ‘La Educación Social en el sistema educativo: una herramienta transversal para mitigar las desigualdades’

Unas cervezas en la plaza del pueblo. En la terraza del bar, a resguardo del implacable sol ribereño. La plática imparable de un chileno y el gusto de uno por conversar. Del Barakaldo, de la U, de política, de memoria histórica, de Educación, de juergas inconfesables y peligrosas, de Stereolab. Etcétera. Y producto de ello, quiero pensar, surge la invitación. “A ti que te gusta escribir”, me dijo, “¿por qué no te animas a hacer un artículo para un libro sobre políticas públicas sobre Educación Social, sobre Educación, etcétera?”. Y no sé, pues supongo que no supe decir que no y de aquellos barros…

Pues que me complace anunciarles que hace escasos días vio la luz el segundo volumen del libro “Políticas Públicas para la Equidad Social”, publicado por la Universidad de Santiago de Chile, en su colección Políticas Públicas y en colaboración con la Facultad de Educación y al Departamento de Didáctica y Organización Educativa de la Universidad de Barcelona.

Y me complace hacerlo, como podrán intuir habida cuenta de la introducción, porque, además de lo interesante de la temática, he tenido el honor y el privilegio de aportar un artículo a dicha obra. El capítulo en cuestión lleva por título ‘La Educación Social en el sistema educativo: una herramienta transversal para mitigar las desigualdades’. Para poder acceder a todo el libro, pinchen en este enlace y si quieren buscar mi escrito pueden acudir a la página 23 del mismo.

Desde este humilde espacio, sólo me queda, pues, agradecer a los responsables de dicha publicación por haberme invitado a participar en la misma. Un libro con unas características especiales, eso sí. Una obra académica, con un evidente tono científico, que he de confesar me ha supuesto un gran esfuerzo sobre todo para adaptarme a los requisitos y normas que un libro de estas características exige.

La experiencia derivada de dicha, digamos, adaptación al medio daría para otro post en el que analizar esas reglas de publicación, comúnmente aceptadas en el ámbito universitario, claro, pero que para profanos en la materia nos resultan especialmente rígidas, entendiendo, insisto, que ese rigor será absolutamente necesario para poder catalogar algo de científico y demás.

Sea como fuere, reiterar mi agradecimiento (¡GRACIAS, PABLO!) y mostrar, por qué no, mi orgullo al colaborar por primera vez en una obra de este tipo. Espero os parezca interesante lo que aporto en la misma, así como el resto de artículos que componen la misma. No me extiendo, que ya lo he hecho bastante en el episodio ‘La Educación Social en el sistema educativo: una herramienta transversal para mitigar las desigualdades’.