19 (y 16, 17, 18) de mayo. Mi Banda Sonora.

algo salvaje

Como diría aquel… Perdón por el retraso. Atareado que ha andado uno durante el fin de semana, ayer y hoy y mañana y tal… A pesar de ello, tiempo ha habido para escuchar música, claro, y dadas las cuentas pendientes, haremos un rápido repaso a mis últimas bandas sonoras. ¡¡Vamos!!

El pasado fin de semana ha sonado exclusivamente el recopilatorio “Algo Salvaje” del que ya hemos hablado por aquí. Es una gran idea ponerlo y analizarlo de vez en cuando. De esta nueva sesión, vuelvo a elegir nuevas canciones favoritas de este Nuggets patrio: “Ven a mí” de Els Trons (absolutamente hipnótica); “Aún” de Los Huracanes (nocturna y elegante); la salvaje “Yo te vi” de Los Impala. Casi rayo estas pistas entre el sábado y el domingo.

El lunes arrancamos la mañana con el “¡Menos samba!” del Sr. Chinarro para luego, más tarde, escuchar, el álbum de debut de los pucelanos Arizona Baby, que molan en disco, sí, pero nada igualable a como se lo curran en vivo. Por la noche, en casa, mientras leía obligaciones, más salvajismo yeyé.

Y hoy, en Spotify, más allá de listas de reproducción, he escuchado a los Hives a raíz de los comentarios que mucha chavalería ha realizado en Twitter a raíz de que los candorosos suecos hayan sido confirmados para el festival Arenal Sound. Espero que el ofendido público, recapacite y no se los pierda. Luego he vuelto a catar lo nuevo de The Go! Team, “The Scene Between”.

Y ya, por la noche, he empezado a seleccionar canciones para poner el próximo sábado en el Satélite T de Bilbao, después del concierto de Cooper. ¿Que por qué? Porque la gente de unodos!! ha tenido la idea de proponerme como pinchadiscos para esa noche y yo he decidido aceptarla. Ya les volveré a dar la txapa al respecto en los próximos días, no se preocupen.

Y estas, queridas y queridos, han sido mis bandas sonoras de los días 16, 17, 18 y 19 de mayo. Buenas noches.

13 de febrero. Mi banda sonora

Hacía tiempo que no me llevaba música a la ducha. Hoy lo he hecho. He vuelto a usar el vetusto radiocasete-CD Aiwa que me compraron mis padres en Choymo y que rondaba, de aquellas, las 20.000 pesetas. Y he elegido un CD muy de aquella época, el “Moseley shoals” de Ocean Colour Scene. Mítico. Escuchándolo me he acordado de Isabel, una amiga de Ana, a la que le flipaban. Ya ves tú. “The day we caught the train” sigue siendo mi favorita.

También me he acordado del cover que hacen (creo que junto a Liam Gallagher, no sé) del “Carnation” de los Jam y, ya puestos, hemos pinchado el LP “The Gift”. Nicolás y yo hemos bailado con “Town called Malice”, claro.

Hay que reconocer que la mañana en casa ha dado para más música porque antes de comer hemos escuchado el segundo LP de esa maravilla que es “Algo Salvaje” o los Nuggets hispanos. Es muy grande.

Ya en el curro y a través del ordenador, han caído dos discos que me había apuntado para escuchar, a saber: “Something else” de Ornette Coleman (porque Carlos lo tiene por 15 pavos en La Casa de Atrás) y lo último de Edwin Moses, cuya existencia desconocía, y que lleva por título “Cabrini Green” (porque tengo los discos anteriores de ese fantasioso y maravilloso proyecto)

Por lo demás, sigo registrando por escrito mi discoteca particular y recogiendo todo lo que puedo de ella a través de canciones que forman un playlist en Spotify llamado “A House is not a Home” (un saludo, Raúl, aka @zuhaitz77)

Y nada, así de completa ha estado la banda sonora de este viernes 13 de febrero de 2015.