Cienfiebres Musicales: Cosecha 2020 (I)


Entramos en modo navideño. Ya hemos colocado el árbol en casa y estamos empezando a escribir la carta a los Reyes. Además de todo ello, una de las tradiciones cada vez más instauradas cada mes de diciembre es la de hacer las famosas listas resumen del año. Aquí, en el blog, desde hace unos cuantos cursos, a esta labor la llamamos Cosecha y año en curso. O sea, esta vez es Cosecha 2020. Y dado que este aciago año hemos estrenado el podcast Cienfiebres Musicales, qué mejor que repasemos esa cosecha acompañándola de algunas canciones.

De esta forma, durante este mes de diciembre dedicaremos cuatro capítulos a recopilar lo, en mi opinión, más interesante de cada una de mis fiebres. Este primer especial se centrará en fútbol, libros, pelis, documentales, cómics… si queréis conocerlo, dadle al play y, ya de paso, escucharéis estos temas:

OTIS REDDING: Merry Christmas baby
THE TIMES: (There is a) Cloud over Liverpool
MANO NEGRA: Santa Maradona
ZAHARA: Caída libre
JAVER SUN: Reginald Perrin
FINO OYONARTE: La deriva
LONE STAR: Quiero vivir en libertad
BELLE & SEBASIAN: The Loneliness Of A Middle Distance Runner
CARLOS BERLANGA: Indicios de arrepentimiento
THE END: Cardboard watch
EDDIE HARRIS: Listen here
THOSE PRETTY WRONGS: Empty city
TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO: Barca quemada

¡Qué cabrón, Berlanga!

¡Qué cabrón, Berlanga! Tómese como piropo. Empleo a menudo esa expresión cuando quiero señalar que alguien ha dado en el clavo. Sabéis a qué tono me refiero, ¿no? El típico de qué cabrón y a continuación un aplauso de reconocimiento y un gesto en el rostro de máxima admiración. Pues eso: ¡qué cabrón, Berlanga!

Aplaudo a Luis García Berlanga después de haber visto esta semana «El verdugo«, producción hispano-italiana del histórico director con guión de Rafael Azcona. Fantástica. Mi mayor ovación para esa escena en la que José Luis, el heredero del puesto de verdugo, tiene que ir a cumplir con su trabajo, tiene que ir a ejecutar a un reo y él es el arrastrado al cadalso como si fuese el condenado. La imagen que acompaña estos párrafos, vaya.

Sigue leyendo

Colección de Favoritas… ¡Champán para todos!

El visionado, la semana pasada, del documental “Champán para todos” (Lola Lapaz, 2018) dedicado al inmenso Sergio Algora despertó en mí unas cuantas fiebres. La de reescuchar los discos de El Niño Gusano o La Costa Brava, claro, siempre necesarios y fundamentales, o la de descubrir la obra poética y/o literaria del personaje. Disparó, asimismo, la idea de dedicar un escrito al pueblo de mi suegro (cuando lo haga lo entenderán) o la de retomar la iniciativa de hacer un podcast o, de no hacerlo, transformarlo en blogcast, qué sé yo (cuando lo haga lo entenderán)

En cualquier caso, quizá la principal fiebre o titular transversal que extraigo de dicha obra tiene que ver con el hecho de que en ella se atestigua que Algora se lanzaba a hacer/vivir/disfrutar las cosas, de forma, a veces, casi improvisada, sin importarle mucho el resultado, gozando del proceso y de los roces inherentes que podían surgir del mismo. Esto interpreté yo (o quise interpretar) en esta especie de biopic del zaragozano.

Supongo que me quedo con eso porque me siento muy identificado y porque, de alguna forma, me (auto)justifica a la hora de poner en marcha diferentes iniciativas como la que vamos a celebrar este sábado 7 de marzo, sin ir más lejos: montar una fiesta, con la música como excusa, para encontrarnos con un montón de amigos en mi bar favorito… y todo así, porque sí, porque hay que hacerlo y porque vamos a disfrutarlo, aunque luego no suene la música, el formato elegido no sea el correcto, la selección de temas no sea la más aplaudida o aunque falten algunas personas importantes… da igual: ¡Champán para todos!

Es justo admitir también que buena parte de culpa de que esto vaya a suceder corresponde a mi amigo David de Haro, que fue el que me dijo que cuando llegase al número mil de mi serial Colección de Favoritas (el poner diariamente una canción en mi muro de Facebook bajo ese epígrafe) habría que celebrarlo… y sí, yo también vi ahí una buena excusa para ello, sin duda. Somos gente de celebrar. ¡Champán para todos!

Por último y en modo spam, simplemente recordar que la fiesta será el sábado, en el Panorama Club (C/Francisco Gómez, 4, Barakaldo), a partir de las 23:30 y que ahí me juntaré con mis amigos Javier Ikaz y Eneko para poner unas cuantas Colecciones de Favoritas; si me lo permiten, dedicaré un post ad hoc a los pinchadiscos mañana o pasado. Así, no quiero acabar este escrito sin agradecer a Javi, capo del Panorama, por poner su garito a nuestra disposición para celebrar este acto, a Miqui Puig por permitirnos mancillar la portada del mítico disco de Los Sencillos que da título a nuestra fiesta y, como venimos haciendo, a Sergio Algora por ser faro-inspirador de este vuestro servidor.

¡Nos vemos el sábado! ¡Champán para todos!

Series [Listas Tontas]

Uno se cree un advenedizo en este mundo de las series de televisión (o de plataformas en streaming) y se da cuenta que, en realidad, ha visto muchísimas de ellas antes de que fuese una especie de asignatura obligatoria. O, más bien, antes de que fuese uno de los temas recurrentes en la gran conversación dospuntocero. Y, a ver, en cierta forma, lo soy. Quiero decir que, por ejemplo, ayer mismo me acabé la aclamada Juego de Tronos, llegando casi un año tarde a la tertulia común. De hecho, cabe reconocer que, quizá, una de las razones por las que empecé a ver dicho producto era por no sentirme excluido a la hora del café en el curro. Era como no tener wathsapp en un grupo de adolescentes. O como no ver a día de hoy Pleaky Blinders o como se llame la serie de moda.

A ver, que me lío. Que decía que más allá de que el mundo de las series tenga en la actualidad o de unos años a esta parte una especial relevancia en nuestros entornos y de que se inviertan ingentes cantidades de dinero en producir nuevas producciones, éstas han sido productos audiovisuales relativamente habituales entre mi generación e incluso algunas anteriores (¿no eran, acaso, Vacaciones en el mar o Con ocho basta series?) y que, por tanto, lo verdaderamente novedoso es el ruido que generan. MASH, Canción triste de Hill Street, Luz de Luna, Treinta y Tantos, El Equipo A, por citar algunas que me vienen a la cabeza y que, no sé por qué, parece como si estuviesen en otra categoría respecto a las actuales.

Y, a pesar de todo, también recuerdo otras cabeceras, no ya de ahora (la oferta es tan ingente que ni me lo planteo), sino antiguas que tampoco he visto; yo qué sé, Friends o Frasier, por decir alguna. Dicho esto podría concluir que, tanto antes como ahora, nunca he sido un gran seriéfilo. Pero, aún así, supongo que por acabar ayer Juego de Tronos (¿no os parece que le sobran dos o tres temporadas?) y por preguntar hoy por ahí recomendaciones al respecto, pues como que me ha inspirado para abrir una nueva Lista Tonta y hacer memoria de cara a elaborar un top de series favoritas con el que concluir este infonesivo post. Una lista, admitiré, tampoco especialmente pensada, con algunos nombres recientes y surgida un poco a bote pronto. Aunque sí creo que el podium lo mantendría si la volviese a hacer otras ochenta veces. Vamos a ella.

1.- THE SIMPSON
2.- THE WIRE
3.- LOS SOPRANO
4.- CREMATORIO
5.- BÚSCATE LA VIDA
6.- THIS IS ENGLAND
7.- EL PRÍNCIPE DE BEL AIR.
8.- FUTURAMA
9.- YEARS AND YEAR
10.- THE VIRTUES
11.- MATRIMONIO CON HIJOS
12.- PERIODISTAS

Imagen vía: Paredes que Hablan

Cosecha del 19. Las pelis (y series)

Mirad qué ridículo: empecé a pensar que cómo iba a presentar yo ante la audiencia de Cienfiebres una lista de películas habiendo visto solamente UNA producida este año. Así pues, decidí adelantar la lista de los discos y dejar un tiempo para ver algún film de 2019. De esta forma, en las últimas 48 horas he tenido (o he generado) la oportunidad de ver dos de los títulos más aclamados de este año que hoy toca a su fin. Insisto: RIDÍCULO, ¿verdad? En mi descargo diré, como le comenté ayer a Diego (uno de mis prescriptores cinematográficos de cabecera), que, no sé por qué, este año me había surgido la necesidad o el ansia de ver determinadas cintas y, entre ellas, las dos últimas que he visto estos dos días. Por ello, el venir a publicar aquí mi cosecha de pelis (y series) ha servido de acicate definitivo para verlas. Ridículo.

En fin, que Salvo Toy Story 4, hasta el domingo no había visto ninguna película producida este año. Ahora sumaremos Érase una vez en Hollywood y Parásitos. Es lo que hay. Ya he dicho muchas veces que no soy cinéfilo, que no acostumbro a acudir a las salas de cine y que, además, tengo que compaginar el visionado de películas en casa con niños, cansancio, sueño, libros, fútbol, discos y series. Sí, en ese sentido, este año creo que ha sido el año en el que he desembarcado con cierta profusión al hype audiovisual de los últimos tiempos.

En definitiva, que haciendo recuento, este 2019 he visto un total de 18 películas, sólo tres de este año y – sombra negra de confesión sobre mis ojos – lo que más me ha gustado de las 18 han sido dos de las grandes obras de la filmografía de Woody Allen: Desmontando a Harry y Annie Hall. Sí, creo que casi todo el mundo tiene razón cuando las califican de obras maestras. Obras maestras que, insisto, las he visto por primera vez este año.

Del resto de lo que he visto, un poco de todo, unas cosas mejores y otras peores. Puestos a hacer una lista, las que más me han gustado de las 18 serían:

7.- Mamma Roma (Pier Paolo Pasolini)
6.- Madre / El Reino (Rodrigo Sorogoyen)
5.- Toy Story 4 (Josh Cooley)
4.- El graduado (Mike Nichols)
3.- Parásitos (Bong Joon-Ho)
2.- Desmontando a Harry (Woody Allen)
1.- Annie Hall (Woody Allen)

Y, como he dicho, este ha sido el año que más series he visto. Confieso que no quedar excluido en determinados foros y conversaciones me ha empujado a ello, aunque luego siga realmente apartado de las mismas porque siempre llego tarde a ellas. También me ha atraído la temática de algunas, las críticas y demás. Y sí, hay que confesar que hay cosas realmente buenas y con las que he disfrutado muchísimo. Mi lista al respecto sería:

4.- Así nos ven (Ava DuVernay)
3.- Chernobyl (Johan Renck)
2.- The Virtues (Shane Meadows)
1.- Years and years (Rusell T Davies)

Los muy perspicaces apreciarán que las cuatro entrarían en el subgénero de ‘mini-series’ ya que, si no equivoco, todas ellas tienen cuatro capítulos de duración. ¿Casualidad? No lo creo. En este sentido, apuntar que este 2019 he empezado a ver el fenómeno del fenómeno de las series de los últimos años, esto es, Juego de Tronos y que me he visto las seis primeras temporadas. Supongo que a lo largo del 2020 me veré las dos restantes y ya podré hablar con la gente al respec… oh, wait!