Cienfiebres Musicales #29: Febrículas (I)


El diccionario de la RAE define febrícula como hipertermia prolongada, moderada, por lo común no superior a 38ºC, casi siempre vespertina, de origen infeccioso o nervioso.

Una fiebre no especialmente intensa, pero sí lo suficiente para tenerte en vilo unos días. A estas leves calenturas y musicales y sus orígenes va dedicado este episodio, con la certeza que no será el último.

Suenan:

ASTOR PIAZZOLLA: Libertango
HERBIE HANCOCK: Jack Rabbit
SAINT ETIENNE: Sun in my morning
LA BIEN QUERIDA: A veces ni eso
LOS HERMANOS CUBERO: ¿Quién electrificaría su alma?
THE GO-BETWEENS: Lee Remick
TRICK MAMMOTH: Delphine (with a purpose)
PALE SAINTS: Language of flowers
THE FREE DESIGN: There is a song
STEREOLAB: The Super It
STEPHEN’S SHORE: Brisbane radio
CLAP YOUR HANDS SAY YEAH: New fragility
MARÍA RODÉS Y LA ESTRELLA DE DAVID: Zombi
ESPANTO: Fiesta sorpresa
GIRLS: Lust for life
THE PAINS OF BEING PURE AT HEART: This love is fucking right
WEEZER: Undone – the sweater song

Cienfiebres Musicales #28: La Última Fiesta

Tal día como hoy, 7 de marzo, hace justo un año, nos juntábamos un nutrido grupo de amigos y amigas en el Panorama de Barakaldo con la excusa de celebrar las Colecciones de Favoritas y disfrutar del encuentro social y de la música.

Lo que no sabíamos entonces es que, pocos días después, todo saltaría por los aires a causa de la dichosa pandemia y, por tanto, este evento se convertiría en la fiesta de despedida de una vida anterior. Sería la Última Fiesta.

Así, esta efeméride se convierte en la fiebre del episodio de hoy, destinado, pues, a recordar aquel acto y a ponerle banda sonora. Suenan:

ALFONSO SANTISTEBAN: Beautiful people
GABOR SZABO: Corcovado
LOS SENCILLOS: La banda sonora de una parte de mi vida
JOSE LUIS MORALEDA: Kas Gente sin alcohol
WEEZER: Buddy Holly
THE FLIRTATIONS: Nothing but a heartache
LOS PEPES: Por favor
ELASTICA: Connection
OASIS: Live forever
THE VELVET UNDERGROUND: Rock’n’roll
LA NEVERA VACÍA: Carreteras
LOS HERMANOS CUBERO: La boda y el entierro
KOKOSHCA: Himno de España
JANE WEAVER: All the things you do
THE BLACK KEYS: Lonely boy
MGMT: Kids
THE ROMANTICS: What I like about you

De burgueses desdichados y terminales dichosos. Una retahíla de ideas conectadas de forma inconexa.

“Freud”, explica en la entrevista, “hace una distinción entre la desdicha ordinaria y la desdicha neurótica”. La primera es externa: la enfermedad o la muerte, un revés laboral o económico. La segunda surge de nuestro interior. “Me he ahorrado bastante la desdicha ordinaria. Mis padres están vivos. He llegado a los 63 años sin ningún gran duelo. He ganado suficiente dinero. La vida ha sido más bien fácil para mí”, dice. “En cambio, estoy más expuesto que otros a la desdicha neurótica. ¿Es algo burgués? No estoy seguro. Quizá, si uno vive en una lucha perpetua por la vida, no tendrá tanto tiempo para la neurosis. Pero creo que hay que respetar el sufrimiento propio”.

Leía la noche del domingo 21 de febrero la entrevista que ha concedido el escritor francés Emmanuel Carrère a Babelia y ese fragmento de arriba me llamó poderosamente la atención. Me resonó porque es algo que he pensado a veces y que suelo comentar con amigos, familiares o colegas de profesión. La diferencia es que yo suelo recurrir a Maslow. Y suelo decir que, en la medida en que las necesidades más básicas se van cubriendo (ya sabéis, las de la base de la pirámide del susodicho), emergen otro tipo de necesidades de tipo quizá más interno, antropológico, psicológico… no sé. Lo de la desdicha neurótica que dice Carrère o Freud.

Esto podría llevarnos a establecer una especie de relación muy, si me permitís, Pinkeriana, según la cual podría concluirse que cuanto más crecen las problemáticas de salud mental más disminuyen las problemáticas de índole más socioeconómica o de recursos.

Sigue leyendo

Cienfiebres Musicales #27: Biblioteca Pop

Una serie de coincidencias esta semana me hicieron llevar la mirada a mis libros dedicados a la temática musical: biografías, análisis de escenas, de discos, anecdotarios musicales… y ello ha provocado que la fiebre de la semana en el podcast pues sea precisamente eso, compartir algunos de los libros que componen mi biblioteca pop. La banda sonora que la acompañará contiene las siguientes canciones:

MILES DAVIS QUINTET: I could write a book
LOS BRINCOS: El pasaporte
THE BEATLES: Paperback writer
THE KINKS: Waterloo sunset
THE BYRDS: I feel a whole lot better
GEORGIE FAME: Peaceful
THE JAM: Boy about town
KAMENBERT: Terciopelo azul
GABINETE CALIGARI: Camino Soria
FAMILY: En el rascacielos
EL NIÑO GUSANO: Ahora feliz, feliz
TEENAGE FANCLUB: Your love is the place where I come from
BOB DYLAN: The times they are a changin’
LOS PLANETAS: El rey de España
JUNO KOTTO Y MOSES RUBIN: (You Make Me Feel Like) A Natural Woman
MIDNIGHT SISTER: Wednesday baby
TRAVIS: Writing to reach you
BELLE & SEBASTIAN: Le Pastie de la Bourguesie

Cienfiebres Musicales #26: ¡Chicas!


Jazz, soul, indie, electrónica, pop, northern soul, post rock, folk, jotas, canción de autor, neo-soul, yeyé, punk, rock… no recuerdo un episodio de Cienfiebres Musicales tan ecléctico como este vigésimosexto. Sólo hay un nexo común entre todos estos géneros y temas: todos están interpretados por mujeres.

Sí, digamos que la fiebre de esta semana responde a la certeza de que en los últimos tiempos escucho mucha música en la que las féminas son protagonistas. Y bueno, con el fin de poner banda sonora a esta especie de calentura – no puntual o coyuntural pero sí más prolífica en las últimas semanas – pues ha salido este capítulo.

Suenan las siguientes canciones:

LUCIA MARTINEZ & THE FEARLESS: Oumuamua
ALICIA GRANADOS: No soy un guarismo
ALICE CLARK: You hit me (Right where it hurt me)
THE SUPREMES: Come and get these memories
SAINT ETIENNE: Underneath the apple tree
GOAT GIRL: Sad cowboy
BIRKIT: Leihoa
HEATHER TROST: I’ll think of you
MARÍA RODÉS: Seguramente fui yo
SINGLE: Madrugada Belle Epoque
MARIA ARNAL i MAREL BAGES: Fiera de mí
EXFAN: Perrito
ARLO PARKS: Portra 400
NANCY SINATRA: You only live twice
PJ HARVEY: The wheel
SAINT ETIENNE: Nothing can’t stop us