La miel del oso antes de cazarlo

Algora nació un 17 de enero. Como yo. Como Stephin Merrit. Como Eskurza. Tuve una novia que siempre me hablaba de fútbol. A nuestra 2ª cita no pude ir porque andaba yo con gripe. Me llamó por teléfono cuando no había móviles. Al fijo. El mío era de rueda. Como el vino. De ruleta. Como la rusa. Como la ensaladilla. como la de la fortuna. ¡Qué suerte! ¡Qué maja! Como Merrit y sus campos magnéticos.

Aquella novia sabía fijo – como los teléfonos – quién era Eskurza. No quién era Merrit. Era muy del Athletic. Pero no tanto como para saber su cumple. El de Eskurza. Yo sí. Porque también era el mío. Y el de Algora. Y el de Stephin.

Aquella novia también me llamó por mi cumple. Al fijo. Seguro que a Algora y a Eskurza también les llamaron sus novias. Fijo. A Merrit, su novio.

Ay… Siempre hablando de fútbol.

Pues ponte a dieta.

Prueba con la crema de anacardos, jengibre y naranja. Hazte un tatuaje en el brazo con la palabra Resiliencia, que no es la madre de la ciencia. Pero casi. Fijo.

***

No te rías, hijo mío. No te rías con risa de villano.

La risa de malvado de Telmo me gana por la mano.

Y, por eso, a él, precisamente, le digo, a él le insisto:

“Ojo, no te rías, hijo mío: puede ser una oveja bombera”.

“Sí – dice él – porque es blanca”.

Lógica cromática infantil. Resiliencia.

Después, un picnic no caleidoscópico. Con Misa, Sami y Otto. Sus muñecos. Misa y Sami comparten sílabas. Otto es palíndromo.

Lógica lingüística infantil. Paciencia. Ya acaba.

Misa es de Nico. Nico es de misa. Que no se entere. Escribo misa así, como celebración eucarística, no caleidoscópica. Misa es de Nico, Nico es de misa, aunque no celebre, aunque le guste celebrar. Picnic de transustanciación.

Lógica eclesiástica infantil. Enemiga de la ciencia. 

Lo que ella diga, a misa. Misa no es como el oso ruso aquel. Qué pena ser ruso hoy. Qué pena ser ucraniano hoy. Están cansados de ser como son. El mundo eslavo, señor. Yugoslavija me gusta más.

***

Miel de oso. Miel del Oso. Miel del Oso de León.

Me he equivocado. No volverá a ocurrir.

Eso dijo el Rey. De este hombre no habrá fotos en las enciclopedias. Todos sus trofeos son polvo en las estanterías.

No volverá a ocurrir. Me he equivocado.

Es miel del Bosque. Siempre hablando de fútbol. No volverá a ocurrir.

Es miel de bosque. De León, pero de bosque.

Me he equivocado.

No se puede vender la miel del oso antes de cazarlo.

La miel del oso antes de cazarlo es pura poesía.

***

Ir a descargar

El audio contiene poema de Sergio Algora y canción de El Niño Gusano.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s