LA FIEBRE: Bals des Victimes

(…) los invitados se daban a frenéticos excesos para borrar los malos recuerdos. “¡Francia baila!”, escribió un historiador del siglo XIX de estas veladas, donde se mezclaban el trastorno de estrés postraumático con el sentimiento de culpa del superviviente. “¡Baila para vengarse, baila para olvidar!”.

Creo que ya lo puse en otro momento aquí, en Cienfiebres, pero me parece fascinante esto de los Bailes de las Víctimas que se produjeron después del Reinado del Terror. Podéis leer más al respecto en este enlace.

Bailar para vengarse. Bailar para olvidar. Justo hoy, fecha en la que, por primera vez, una persona (no una voluntaria para fases experimentales) recibe la vacuna contra la COVID19 (una anciana de 90 años en Reino Unido), hoy, decía, me vuelvo a acordar de estos Bals des Victimes. Supongo que, inconscientemente, me he puesto a pensar en la postpandemia.

¿Saldremos a lucir nuestras mejores galas a los locales más chic de nuestras ciudades cuando toda esta mierda pase? ¿Se organizarán fiestas sólo para los que han sido enfermos o han perdido algún familiar por culpa del virus?

Para entrar, los invitados tenían que presentar en la puerta pruebas documentales de la pérdida de su ser querido. Una vez dentro, podían unirse a una danse macabrealimentada con champán bajo la fastuosa luz de las arañas. Las mujeres solían llevar al cuello cintas de color rojo sangre a modo de insignias de su pérdida.

¿Qué insignia deberían llevar los asistentes a esas fiestas?, ¿una radiografía de una neumonía bilateral?

En fin… no pretendía comparar aquello con esto, aunque lo haya hecho. Quizá, en realidad, todo responda al hallazgo del dibujo que encabeza este texto. Se trata de una obra del ilustrador de Hong Kong Victo Ngai, con la que me he topado en la muy recomendable cuenta de Twitter La Vida en Viñetas y que, como digo, me ha recordado esta historia de Bals des Victimes.

Un hallazgo que se produce hoy. Hoy cuando parece que empieza a vislumbrarse, a lo lejos, el final del túnel. Pero aún queda túnel. Repetiré tópicos: no podemos relajarnos ahora, en estas fechas, de a priori mayor contacto social. Aguantemos un poco más. Ya habrá tiempo de salir a bailar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s