Cosecha del 19. El fútbol.

Un año agridulce en clave gualdinegra. Positivo final deportivo de la temporada 18-19 con la clasificación al playoff cuando casi nadie dábamos un duro por esta posición en la tabla al principio de la misma. Y fiesta y participación en la promoción de ascenso frente a un histórico, el Hércules, y todo bien pese a la eliminación a las primeras de cambio.

Y negativo, todo negativo cuando sale a la palestra una ingente deuda del club a la seguridad social, que pone en riesgo la propia existencia del mismo, que desencadena en un concurso de acreedores. Un broche de oro, permítanme la ironía, para la gestión de una junta directiva que, desgraciadamente, no será recordada por sus méritos, si no más bien por todo lo contrario. Y a todo ello añadamos la decisión de los socios y socias del Barakaldo CF de convertir el club en SAD, proceso interrumpido por el mencionado cañón al que hay que hacer frente y porque la masa social no aprobó las cuentas del año pasado.

En fin, malos tiempos en clave amarilla y negra que tendremos que afrontar con la esperanza, qué remedio, de que la junta gestora actual, encabezada por Jesús Mª Isusi, a la postre impulsor de la (aplazada) transformación en SAD, sepa coordinar adecuadamente el club junto al juez que vigilará todos los movimientos del mismo. Tiempos en los que deportivamente el equipo da bandazos ilusionantes y deprimentes en liga y que próximamente nos va a brindar la oportunidad de hacer algo bonito en Copa si nos cargamos al Rayo Vallecano (domingo 12 de enero, 17:00, en Lasesarre), algo bonito que puede venir muy bien, además, para saldar deudas con la Seguridad Social. Veremos.

Tiempos de vino y rosas, sin embargo, si se tienen simpatías por el Liverpool. Los de Klopp están instalados en la ola buena casi desde que el alemán se convirtió en el inquilino del banquillo de Anfield. Esta tendencia alcanzó su cúspide el pasado 1 de junio cuando los reds derrotaron al Tottenham en la final de la Champions y se convirtieron en campeones de Europa por sexta vez. Además de ello, este 2019 ha logrado por primera vez el título de Campeón del Mundo de Clubes (antigua copa intercontinental, si no me equivoco), por no decir que, a estas alturas, son altísimas las posibilidades de que se hagan con el título de Liga treinta años después. Sólo una auténtica debacle en la segunda vuelta lo impediría.

Dicho lo cual, todo muy bien, muy bonito y muy guay, pero confesaré que el éxito ABURRE. Ahí es nada.

* Foto de Mireya López, correspondiente a la salida al campo del Barakaldo CF de la temporada 2018-19 en su duelo contra el Hércules en la primera eliminatoria del playoff de ascenso a 2ªA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s